Mensaje en una botella. “Desenlace”

El Desenlace….

INTRODUCCIÓN

Sabedor de que cada paso que daba sobre la fresca arena de la playa marchitarían tras sí; instantes de un futuro ya caduco y abatido… Aunque, tal vez, no perpetuamente

LA ORILLA Y SU ALMA

Aún no se descalzó la aurora cuando un caballero de pelo cano, con paso tardo y cabeza gacha, dejaba diluir sus reflexiones por la blanquecina orilla. Ésta, con su incansable vaivén, acunaba las heridas de su longevo cuerpo y Alma.

– ¿De qué ha servido personificar este absurda representación durante ochenta y dos años?, ¿De qué y para qué?… si tú marchaste… Te añoro tanto… tanto… –musitó su derruido pensamiento.

Perdido en su Mundo, el anciano deambuló incansablemente por la extensa playa. Inesperadamente, la espumosa orilla que venía de vueltas de todo, ocultó con cierto anhelo una extraña botella que, sutilmente, golpeó el pie derecho de Hamed…

En su interior, perfectamente enrollado, un extraño “pergamino” con una cinta roja que pretendía sujetar su apertura. Pero lo que dejó prendado al curtido hombre de Mar, fue un pequeño y labrado barquito que la botella mantuvo intacto en su entraña durante no se sabe cuánto tiempo. Hamed, con cierta cautela, se inclinó y la apresó con sumo cuidado…

El moho que recubría partes de la botella, evidenciaba su extensa singladura. Tras limpiar la botella frotándola con arena, como si de un tesoro se tratara, la resguardó bajo su abrigo náutico…

– Has de de leer su contenido en casa… –pareciera que las musas le invocaran al oído.

La tarde se desplomó con asombrosa premura. Hamed, tras permanecer horas que el tiempo no calculó observando la botella, tembloroso, decidió abrirla.


MENSAJE EN UNA BOTELLA

Esta misiva, cifrada desde la inmensidad, la esparzo al viento henchido de felicidad. Aunque, si he de ser sincero, lo que a continuación os diré, jamás os lo hubiese relatado, de no ser… porque aún no logré de dejaros de querer…

Soy consciente que millones de personas de este Mundo, tal vez, si quiera alcancen a comprenderlo, pero es todo tan sencillo, que sólo deja de serlo en cuánto recae sobre vuestras manos.

Me brindasteis mi sueño de infancia; ser Capitán de un garboso Galeón, arribar de puerto en puerto, para así poder lograr que mi abuelo Hamed; hombre de mar, sintiera orgullo de mí…

Me ofrecisteis plena Libertad, la misma Libertad que durante siglos de esclavitud añoraron mis hermanos.

Aún así, no os puedo odiar… Sólo sé Querer… Sólo sé Amar…

Apenas tuve tiempo de estudiar, de jugar, de reír, de llorar… y he tenido que pedir a un pobre mortal que narrase esta misiva, cifrada desde la inmensidad, para esparcirla al viento, yo henchido de felicidad… pero sin embargo, el pobre mortal al que pedí que os transmitiera lo que mi Alma siente… ha de zanjar esta cruda historia… pues no le quedan palabras que descifrar… ni lágrimas que derramar…………..:

Aylan-Kurdi

Firmado; Aylan-Kurdi.

Tal vez más adelante. Disculpen… No Comment……………….!

©2018 MJ.Bustelo

Cádiz, España

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.